8 de junio de 2012

DIY. Cross Shirt

Cómo nos gusta que colaboréis con la confección del blog! Este DIY nos lo manda Mary Blue, que lo ha aplicado en su casa inspirándose en la bloggera Dulceaida.



Estas son las instrucciones que nos ha mandado:


Material necesario:


- Una camiseta aburrida que tengamos por casa, da igual la forma que tenga por que la vamos a cortar.
- Rotulador
- Tijeras
- Guantes (la lejía deja un olor muy fuerte, que tarda mucho en irse)
- Una bolsa de plástico o similar.
- Lejía 
- Un cubo
Una esponja cuadrada

1. Cortar la camiseta

En mi caso era una camiseta de manga larga y cuello alto, así que no dudé, pero este paso no es imprescindible.
Cada uno que le dé la forma que quiera, yo recomiendo hacer un cuello en U tanto por la espalda como por el frontal, para que quede más grunge, de modo que la parte de delante sea un poco más amplia que la de atrás
Puede quedar muy chulo hacer la parte de delante menos escotada, y hacer una espalda un pelin descubierta.. 
eso ya va en gustos.

Marcamos con el rotulador la forma que le queremos dar a la camiseta y una vez hecho, cortamos. Al recortar, el borde de la camiseta se enrolla sobre sí mismo (como podéis ver en la foto) así que para que quede todo igual es recomendable también cortar la parte baja de la camiseta.


2. Desteñir

 - Colocar el plástico dentro de la camiseta para que no cale la lejía y se destiña la parte de atrás, y la dejamos sobre una superficie plana para pintar. 

 - Ahora preparamos un cubo con un poco de lejía. Cuanto más pura sea más blanca quedará la camiseta, mientras que si usamos una lejía suave se quedará de un color rojizo, lo mismo que si la rebajamos con agua. Yo he usado " Lejía neutrex suave" que es un detergente para la ropa blanca, menos agresiva que la lejía normal y además tiene una textura gel que evita salpicones y gotas en partes de la camiseta que no queramos. Si tenéis lejía normal por casa, también vale, pero tendréis que tener más cuidado.

Yo he hecho una combinación jeía y lejía com agua:
primero la cruz base sólo lejía sin agua, y después unos retoques mezclada con agua, y le da ese efecto como si saliese fuego.

 - Mojamos la esponja con la lejía y vamos pintando la cruz hasta que se quede de la forma  y tamaño que queramos. Yo he hecho primero la cruz usando sólo lejía, sin agua, y después he realizado unos retoques con lejía mezclada con agua por los bordes, dándole ese efecto como si saliese fuego

Ojo! El color lo va cogiendo progresivamente, quiero decir con esto que vayais pitando poco a poco viendo qué color coge. De hecho, no deja de cambiar de color hasta que está seca del todo, tenedlo en cuenta.

3. Dejar secar

Yo utilicé una percha, recomiendo que uséis una percha finita para poder sujetar con pinzas el plástico que separa la parte delantera de la trasera, si quitáis el plastico antes de que se seque, desteñís la parte de atrás y en vez de camiseta moderna se convierte en camiseta pordiosera.

4. Lavar 

En la lavadora una vez se haya secado del todo, porque olerá mucho a lejía. 

Y ya tenéis vuestra camiseta moderna.


La verdad que a nosotras nos ha gustado más la customización de Mary Blue que la original en la que se basó. Enhorabuena!! 

2 comentarios:

  1. :D
    Gracias!
    Me alegro que os haya gustado

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti! es que la idea es chulísima!!!!!

    ResponderEliminar